Entradas

La afectividad como eje principal de la Vida

«El estudio de la estructura afectiva constituye, a mi modo de ver, la más urgente y necesaria investigación actual en nuestra sociedad, cuya patología afectiva es ostensible.
La Afectividad es la columna vertebral de la Biodanza.
La Afectividad es expresión de Identidad.
La Afectividad es un estado evolutivo superior que no va necesariamente unido a la sensibilidad ni a la inteligencia.
La Afectividad modifica profundamente la percepción.
La Afectividad es la Inteligencia Biocósmica.
La memoria es selectiva. En la organización de los recuerdos interviene fuertemente la afectividad.
La ternura es la cualidad de una presencia, que concede presencia.
Todos tenemos las mismas claves, que son las claves del corazón.
Sensibilidad no es afectividad.
La integración afectiva está en este momento en crisis planetaria».
Rolando Toro Araneda

Palabras compartidas

El cuidado es esencial siempre, y en estos momentos en los que la vulnerabilidad y la necesidad de contacto se hacen más patentes, aún más.

Los facilitadores y facilitadoras de la Asociación de Biodanza de Valencia, estamos en permanente comunicación, generando espacios de reflexión donde todas nuestras voces puedan ser compartidas y escuchadas, desde el respeto por la diversidad y la intención amorosa.

Queremos compartiros este texto que escribieron dos compañeras de la Asociación, que es un regalo en forma de palabras, y que nos invita al cuidado amoroso y nos recuerda que los seres humanos somos interdependientes, nos necesitamos y, al mismo tiempo, tenemos el privilegio de compartirnos y abrir nuestro corazón para que sea recibido con contención amorosa.

Que lo disfrutéis.

 

«Necesito ser amada y ser vista por tí.
En algunas fases de mi vida eso ha sido esencial.
En otras menos.
Y en otras casi nada. Pero lo cierto es que estoy llena de fisuras. Que se resquebrajan con el simple soplo de un aliento.
Me reviso, me analizo y me hago responsable de lo que me pasa, y aún así necesito tu mano amiga.
Porque me hace bien y me da calor.
Y si, desde mi vulnerabilidad paradójicamente se hace presente mi parte más salvaje, permitiéndome no ser políticamente correcta.
Asumo riesgos.
Y me doy el permiso a equivocarme.
Podría anestesiarme, disociarme, huir.
Pero lo que más me nace es ser auténtica.
Y sabes…..una sóla frase tuya podría destruirme. Cuando es personal y no invita al acercamiento. Esa es mi fragilidad.
Y la asumo.
Por ello abogo por el cuidado.
Por el reconocimiento de saber que tomo mi sombra, la integró y la acuno y aún así te necesito. Porque me haces bien.
Porque de ti aprendo.
Necesito tu calor.
Y tus risas.
Necesito tu abrazo. Necesito tu mirada que califica.
Porque me hace bien y llena mi corazón y me ayuda a atravesar cualquier tsunami que seguro llegará.
Por favor cuando me equivoque ponme enfrente tuya y cántame la canción de mi nacimiento.
Entonces abriré mi corazón y podré escucharte.
Honrarme cuando no sea como tu quieres.
Confía en mí aunque te parezca insensible.
No se vivir sin ti.
O no puedo.
O no quiero.
O quizás podría pero la vida sin ti no sería tan hermosa.»

Gracias

Poema «Ponme la mano en el corazón»

 

El creador de Biodanza, Rolando Toro, nos regala este poema y nos invita a ponernos la mano sobre el corazón.

Una vez más, la invitación es a proteger la vida. A cuidarnos y acompañarnos con amorosidad. A compartir desde la afectividad como pilar fundamental. Tenemos la posibilidad de abrazar aquello que somos, de autocuidarnos.

Desde la Asociación de Biodanza de Valencia, los facilitadores y facilitadoras seguimos  trabajando en red, en comunidad, y queremos recordaros la importancia de cuidarnos como seres humanos. Biodanza es “la poética del encuentro humano”. Sigamos encontrándonos, en feedback, de la manera que podamos.

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.